martes, enero 22, 2008

De Inentendibles

Hoy venia en el autobús y no podía dejar de mirar a la luna. Estaba amarilla, grande en un horizonte cubierto de edificios y grúas de construcción. Eran las 7 y a esas horas ya es de noche y el Sol se ha escondido cansado de su duro día de trabajo en pleno mes de enero, pero al mirarla parecía que no era de noche, la Luna desprendía tanta luz que era como un foco que alumbraba Madrid.

Lo más curioso del tema, era su poder hipnotizador, no podía dejar de pensar en ella. Me quedaba embobado con la cabeza apoyada sobre el cristal del autobús sin poder escapar de ella, ignorando miradas, periódicos ajenos y las conversaciones de movió de los que regresan a casa. Parecía un hechizo, magia negra que había caído sobre mi obra de los juegos de alguna bruja loca.

Pero últimamente la desilusión o la razón, están muy presentes en mi software y aunque no se si es un parche muy efectivo, lo que si se es que me evita muchas subrutinas que alivian mi sistema y me ayudan a ver el mundo con un poco mas de claridad. Y esa claridad me hace entender que debo enfocar las cosas desde otro punto de vista y ese otro punto de vista es que la luna nunca llegara a ser mía, al menos de momento.

Debo cabrearme, agobiarme o desilusionarme por ello, cuando al fin y al cabo hoy he podido desfrutar de ella o de esa magia que desprende. Supongo que mejor es algo que nada de momento y que mañana Dios dirá.

Y todo esto viene después de una larga charla sobre el amor con mi buen amigo Demian, bueno, Demian y otros tantos que viendo en ellos mismo lo felices que son con novias empiezan a atosigarme con encontrar algo, que ya he encontrado pero que no es como exactamente pone en los libros, si es que hay algún libro que explique como es eso. Solo quiero deciros que tranquilos chicos y chicas que las cosas no siempre son fáciles y que vuestras preguntas no siempre son las correctas para sacarme lo que realmente necesitáis saber o queréis saber.

A los que leáis esto (que seréis pocos) solo puedo deciros que abráis vuestros ojos y seréis conscientes, aunque también os digo que la ignorancia da muchas veces la felicidad y mas ante temas que quizás solo uno comprenda por la parte que me toca. Por lo demás solo deciros una cosa, que ya no busco el amor pues el parche de mi sistema me protege contra ese virus o ese bug, ahora busco la felicidad mucho mas efectivo y fácil de encontrar.

Siento mucho utilizar tantas metáforas, pero es la única manera de saber que solo yo o unos pocos entienden lo que digo. Un Abrazo Gente

3 comentarios:

kina dijo...

es verdad eso de q no solo de amor vive el hombre...pero hay q ver q arduo es el camino hasta llegar ciertas conclusiones. Espero q encuentres lo q (no) buscas, o q te encuentre a ti y os dejeis encontrar. Un besote chato

Shadow dijo...

A ver pequeña rata urbana... No se como ni por que ( y no me pidas explicacion ) me he acordado de una cancion de Celtas Cortos, "la senda del tiempo". Seguramente conozcas la cancion mejor que yo. Un saludo roedor!!

pao² dijo...

siempre he creido que el amor esta sobrevalorado... cuanto daño a echo la comedia romantica en este aspecto.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario, ayuda mucho y siempre es un buena motivacion. Si no eres de blogger y tienes algun Blog dejame alguna direccion para poder contestar.
Cualquier cosa mas en TooMuchfreakforyou@gmail.com