domingo, noviembre 04, 2007

Injurias y Calumnias

Injurias y calumnias, gritan unos y otros al compás mientras un ejército e abogados se frotan las manos esperando sacar más dinero de las tonterías que dicen algunos. Y es que hace ya tiempo que empezó esto. Yo lo remontaría todo al secuestro del jueves ¿Os acordáis? Una viñeta fue causa de injurias al Juanca (entre el y yo tenemos confianza). El resultado fue un pelotazo para la revista que desde ese día no ha cambiado ni un ápice su manera irónica de mostrarnos la actualidad con viñetas.

Entonces se desato la ira de los republicanos contra la corona y todos empezaron a quemar fotos del Rey por todos lados, porque que los medios solo sacasen las imágenes de Cataluña no implica que solo pasase allí. Y volvimos a lo de siempre, los jueces que se toman la legislación muchas veces al pie de la letra movilizaron sus tropas para detener a esos injuriosos quema fotos. Pero en España somos así y culo veo culo quiero y muchos pensaron que seria una buena respuesta quemar fotos de Jose Luís (perdón Josep Lluis) Carod y otros nacionalistas de distinta índole. Al final todos en la calle quemando fotos bajo una supuesta libertad muchas veces somos nosotros quienes nos quitamos.

Aun no entiendo como quemar fotos puede ser una injuria, ya que quemar una foto dudo que sea de todo modo una manera de poner en duda el honor o buen nombre de alguien, si es así que alguien me lo explique por que yo no lo entiendo.

Pero sigamos, por que lo dicho culo veo culo quiero y pese a que la gentuza del corazón lleva mucho tiempo demandándose por injurias que ponen en duda su buen nombre (como si alguno del corazón tuviese buen nombre), los demás no lo teníamos por costumbre, pero ahora…

Parece que tengamos que medir nuestras palabras con cuidado y mientras que antes podíamos decir: “este es gilipoyas”, parece que ahora tenemos que decir: “yo opino que este es gilipoyas” a fin de entrar en el juego de los eufemismos y de lo políticamente correcto. Y es que cada vez son más los que al oír afirmaciones que no les gustan deciden poner una demanda por injurias y si no mirar un artículo del Público del jueves. ¿De verdad hace falta una demanda para saber que los que dijo Pio Moa es una soberana gilipoyez?

No quito legitimidad a la demanda (Dios me libre), cada uno es libre de hacer lo que quiera, y si opino que en algunos casos son buenas estas demandas (ejemplo), pero en otros casos las veo un poco excesivas y mi preocupación es que acabemos en un estado en el que los propios ciudadanos sean los que se autocensuren con demandas de injurias a fin de limpiar sus culitos o defender sus causas. ¿Es tan difícil limpiar las mentiras con verdades? ¿Hace falta escudarnos detrás de los jueces cada vez que nos piten los oídos?
¿Somos tan estupidos los ciudadanos que no sabemos cuando tomarnos en serio determinadas afirmaciones?

Lo que más miedo me da es acabar como los yankis demandándose por los insultos que se sueltan en los atascos o como el chiste:

-Es cierto, señor acusado que usted cometió un delito de injurias al decir: “Manolo eres un maldito bastardo hijo de puta, me cago en tu puta madre mal nacido, tu abuela y todos tus putos muertos cabronazo”
-No señor juez, yo le dije: “Manolo ten cuidado por favor, que me estas echando aceite hirviendo por la espalda y quema un poquito”

Un abrazo Gente.

1 comentario:

Redwarrior dijo...

muy buena reflexión, y es que lo de "sacar las cosas de quicio" no es buena idea...

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario, ayuda mucho y siempre es un buena motivacion. Si no eres de blogger y tienes algun Blog dejame alguna direccion para poder contestar.
Cualquier cosa mas en TooMuchfreakforyou@gmail.com